Todos los días es el día del alumno

Queridos alumnos,

(Todos fuimos y somos alumnos. Así que, si te parece que no te estoy hablando, te estoy hablando a vos también).

Sé que hoy, siendo un día feriado, muchos de nosotros queremos hacer todo menos tarea. Pero si pueden, por unos minutos aunque sea, préstenme atención, porque tengo un ejercicio para ustedes:

Piensen en un docente (de cualquier ámbito, pasado o presente) que les haya cambiado la vida. Puede ser de manera enorme o chiquita. Solo piensen en una persona que desde ese rol les haya hecho bien. Si quieren pueden contarle a alguien quién es o quiénes son. Piensen en todo lo que hizo esa persona para ayudarlos y para hacerlos felices.

Ahora viene la parte difícil. Sea quien sea quien hayan nombrado, estaría bueno que se lo digan. Tu tutora te ayudó a no tener un ataque de ansiedad este cierre de trimestre? Mañana cuando la veas dale un abrazo. Las clases de algún profesor te divierten y te estimulan? Regalale un chocolate. Esperás toda la semana el finde para ver a tu madrij o a tu entrenadora? Mandales un mensaje lindo. Tenés una maestra de primaria que querías y hace mil años que no ves? La próxima vez que estés por ahí pasá a saludarla. Extrañás mucho las horas de algún profesor que tenías hace unos años y ahora ya sólo te cruzás en el pasillo? Búsquenlos y díganles!

No sé bien por qué en esta sociedad tendemos a avergonzarnos de los cumplidos y pensar que estamos cruzando una línea por decirle a la gente cosas lindas. Me parece que es muchísimo más productivo exteriorizar esas cosas, primero porque a mí en lo personal me hace feliz hacer feliz a la gente, y segundo porque para la persona que recibe ese cumplido puede ser mucho más importante de lo que yo me imaginaría. Yo sé que a veces da mucha vergüenza, pero por el bien de todos, naturalicemos decirle a la gente que la extrañamos, que la queremos, que lo que hacen está buenísimo y nos encanta. Y sobre todo, para que este planeta esté un poquito mejor, naturalicemos decir gracias. Decir gracias cada vez que nos salga del corazón.

El 11 de Septiembre se murió un señor bastante racista que creía en la escuela pública, sí, pero como manera de “civilizar” a los pueblos originarios quitándoles su cultura. Después podemos charlar sobre lo que pensamos de eso. Pero más allá de los orígenes de este día, me parece una excelente oportunidad para hacer esto de ir y plantarse delante de alguien y decir “Vos. Vos me hiciste bien. Gracias.” Porque yo sé que nuestro sistema educativo es un desastre, pero también está lleno de personas maravillosas que dan todo de sí mismas cada día, en cada hora de clase, para ayudarnos, enseñarnos y empujarnos a crecer. Para ellos, todos los días es el día del alumno. Somos producto de lo que nos enseñan y del cariño que nos dan todos los días. Y no reciben ni la mitad del agradecimiento que se merecen; ni nuestro, ni del estado, ni de nadie. Pero hoy tenemos un día para acordarnos un poco de esto. De esta gente que trabaja para que nosotros seamos mejores durante todos los otros días del año.

Así que nuestra “tarea” para el día de hoy es esta: Sean alumnos actualmente o no, de cualquier lado, piensen en un docente que de alguna manera les haya hecho bien. No creo que les cueste encontrar aunque sea uno. Y quiéranlos. Díganles. Hoy y mañana, y pasado, y siempre. Esta tarea no tiene fecha de entrega fija. Solo hagamos que todos los días sean un poquito más día del maestro.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Website Powered by WordPress.com.

Up ↑

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: